Diez ideas para la nueva normalidad

Diez ideas para la nueva normalidad

Artículo en Revista Notas.

La pandemia de COVID-19 es un drama global, pero a la vez, una enorme oportunidad para revisar y mejorar nuestros modos de vivir, trabajar y hacer arquitectura.

Aquí van diez ideas para armar el programa de la nueva normalidad:

1. Vivienda y coliving
Confinarnos en casa fue una suerte de ejercicio profesional, un buen modo de hacernos conscientes del hábitat que habíamos construido. Los más privilegiados descubrieron que la vivienda podía ser también oficina, gimnasio, centro educativo y lugar de recreo. Para la mayoría restante, la insuficiencia espacial resultó en la creación de áreas comunes que aporten lo que las viviendas no tienen, al tiempo que generan tejido social y modos de vivir basados en la colaboración y el apoyo mutuo. El coliving cobra así mucho sentido y vale la pena impulsarlo, tanto a nivel de propiedades horizontales como de agrupación por manzanas.

2. Teletrabajo y coworking
El teletrabajo ha llegado para quedarse y, bien implementado, abre una oportunidad muy clara de mejora de nuestras vidas y un funcionamiento de las empresas más eficaz y rentable.

3. Hoteles 2.0
Si hay un sector afectado por la pandemia es el de los hoteles, dada la reducción drástica del turismo y los viajes en general. De este modo, se pensó una estrategia para reconvertir hoteles en centros de coliving y coworking, de modo que puedan ofrecerse a los teletrabajadores que quieren cambiar de aire por un tiempo.

4. E-commerce y nuevo retail urbano
Es un lugar común reconocer el impulso al e-commerce que ha representado el coronavirus. Esta aceleración de su crecimiento conlleva también una crisis para su contracara, el comercio de tiendas físicas, en particular los centros comerciales.

6. Nueva movilidad como servicio
El uso de los smartphones como nuevos «exo-órganos» de organización de nuestras actividades colectivas es el pilar sobre el que se apoya un nuevo modelo de transporte concebido como servicio colaborativo. Los vehículos privados que se pasan un 90% del tiempo durmiendo en un estacionamiento tienen los días contados, por costosos, ineficaces y extremadamente contaminantes.

7. Logística de última milla
Si hay un sector que vive un boom expansivo es el sector logístico, y en particular la llamada logística de última milla. Se trata de reducir los tiempos de entrega con sistemas que a su vez sean más sostenibles. Para ello es necesario disponer de almacenes de proximidad a barrios y ciudades, incluso dentro de ellas, donde los grandes vehículos de transporte segmenten su carga y la redistribuyan entre una flota importante de pequeños vehículos urbanos que hagan la entrega final de forma continuada.

8. Sostenibilidad y fin del consumismo
El virus ha tenido un efecto positivo en este sentido, porque ha aumentado nuestra sensibilidad ecológica. Pienso que esa mayor sensibilidad nos está haciendo replantear modos de vivir y consumir que se han demostrado insostenibles y muy perjudiciales para nuestra propia realización como personas.

9. Green New Deal
La apuesta por un nuevo paradigma verde basado en energías renovables, autogeneración y reducción de emisiones es una línea de acción a la que los arquitectos debemos contribuir, convirtiéndola en el eje de todas nuestras intervenciones.

4. E-commerce y nuevo retail urbano
Es un lugar común reconocer el impulso al e-commerce que ha representado el coronavirus. Esta aceleración de su crecimiento conlleva también una crisis para su contracara, el comercio de tiendas físicas, en particular los centros comerciales.

10. ¡Qué viajen los datos!
Antes de la pandemia era de esperarse tener que viajar 10.000km para asistir a una reunión de un día. El virus nos ha ayudado a repensar estas conductas y hoy empezamos el día con una videoconferencia para programar las tareas. Por eso, en la nueva normalidad, que los grandes viajes los hagan los datos, que para eso están.

Artículo completo en Revista Notas.

Fotografía: Perfil.