El Agua Urbana y su Metabolismo

El Agua Urbana y su Metabolismo

Una columna de opinión del Doctor en Química Miguel Ángel Blesa reflexionando sobre el costo y los retos que supone proveer agua a una ciudad.

Las fuentes de agua configuran fuertemente el paisaje urbano. En sus límites la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene el río de la Plata (fuente principal de su abasto de agua) y el Matanza-Riachuelo (vía principal programada de descarga de sus efluentes cloacales a través de un emisor debajo del lecho del río). Dentro de su traza corren, o corrían, muchos arroyos, varios de ellos actualmente entubados: los más conocidos son el Maldonado, el Vega, el Medrano y el Cildáñez.

¿Cuánto cuesta proveer agua a la ciudad? Proveer agua no significa solo hacer llegar el fluido a los hogares; también debe retirarse las aguas residuales (y las de lluvia), enviarlas a las plantas de tratamiento, y descargarlas en los cursos de agua; en otras palabras, provisión de agua y saneamiento son inseparables. El ciclo completo, teniendo en cuenta no sólo los gastos de operación, sino también los de mantenimiento en buen estado las redes (con pérdidas por debajo del 10%) y la amortización conduce en países europeos a valores entre 2 y 6 €/m3. Con los consumos de Buenos Aires, esto equivaldría a facturas mensuales promedio superiores a los $1000 por mes y por persona.

Los esquemas tarifarios más racionales sugieren acceso gratis hasta 30 litros por persona y por día, tarifa adecuada para cubrir los costos para consumos entre 30 y 100 litros por persona y por día, y tarifas que castiguen los consumos mayores. Lógicamente, el prerrequisito es la instalación de medidores.

 

Columna Completa en la Revista Notas.