Fuerte Apache y Soldati. “El diseño de ese tipo de vivienda social fue un error”

Fuerte Apache y Soldati. “El diseño de ese tipo de vivienda social fue un error”

Una entrevista con Olga Wanstein, arquitecta miembro del Estudio Staff, que proyectó miles de viviendas de interés social en la segunda mitad del siglo XX en el país, en la que reflexiona sobre los aciertos y errores que se cometieron en pos de la construcción de estos conjuntos.

“Nosotros, con el Estudio, tuvimos un crecimiento muy rápido. Empezamos a presentarnos a los concursos cuando yo tenía 25 y, al año siguiente, ya estábamos construyendo sin parar. Yo no tenía ninguna experiencia -recuerda Olga, con una energía y una lucidez que aparentan mucho menos que los 80 que marca el calendario, sentada en un bar de Belgrano-. Y, cuando volví a la Universidad, me di cuenta de que los jóvenes iban a repetir los mismos errores que habíamos cometido nosotros , entonces me dije: «Paremos y veamos qué estamos haciendo, investiguemos para entender que funciona o no y por qué»”.

Olga sostiene que buena parte de esas problemáticas fueron responsabilidad de los distintos gobiernos. “No pensaban en la gente”, asegura. “Su obsesión era decir: «Entregué tantas viviendas». Y, en realidad, las entregaban sin terminar, prácticamente. Además, nunca quedó claro si los espacios comunes y las áreas que rodeaban a las construcciones pertenecían a las viviendas o eran propiedad del Estado. Y terminaban siendo tierra de nadie. Salías a caminar por los barrios y todo era de terror. Los recolectores de basura no entraban a los barrios, y se generaban enormes basurales”.

Olga señala varias contras de las construcciones alejadas de la ciudad. “Llegar hasta ahí con los servicios tiene un costo enorme, una incidencia gigante sobre la vivienda. Y eso lo paga el Estado. Muchas veces, los gobernantes de turno especulaban con quedarse con los terrenos intermedios, suponiendo que iban a subir su valor. “Para mí, es importante construir en la ciudad porque, aunque hagas viviendas sociales, la gente se mezcla y se crea el verdadero derecho a la ciudad. Hay que evitar los guetos, los de la pobreza y los de la riqueza”.

Entrevista completa en La Nación.

Fotografía: Nicolás Marcaida para la Fundación Tejido Urbano.