La tenencia precaria de vivienda, el paso previo a la situación de calle

La tenencia precaria de vivienda, el paso previo a la situación de calle

Un problema social no siempre puesto de manifiesto en el análisis es el de las personas que no son propietarias ni alquilan con contrato en la Ciudad. Las inequidades tienden a aumentar.

La tenencia precaria de vivienda trasciende la típica dicotomía “propietario-inquilino”, determina –sin ser condición suficiente– la pobreza estructural y hoy asciende al 12,2% de los hogares, cuando hace 15 años era de 9,6%. En otras palabras, casi 158 mil hogares porteños no poseen tenencia regular de su vivienda.

Según la Encuesta Permanente de Hogares del último trimestre de 2018, se registraron 45,6% de los casi 160 mil  hogares en situación de propiedad irregular de la vivienda (grupo 2), concentrados en su casi totalidad en barrios informales y asentamientos (Gráfico 1), seguidos por 22% de ocupantes gratuitos por cesión, préstamo o permiso (grupo 3), 19,3% de ocupantes que pagan impuestos y expensas (estarían también bajo cierto criterio en el grupo 3), 5,6% de ocupantes en relación de dependencia laboral (encargados de edificios, serenos, grupo 1), y 1,23% de ocupantes de hecho sin permiso (llamados vulgarmente “ocupas”, grupo 4).

 

Más información en el diario Perfil