Playones ferroviarios: los vecinos quieren parques públicos en lugar de torres

Playones ferroviarios: los vecinos quieren parques públicos en lugar de torres

´

Artículo en Tiempo Argentino.

Decididos a tener una mejor calidad de vida, un nutrido grupo de vecinos de la Ciudad de Buenos Aires elaboró y presentó cinco proyectos de ley en la Legislatura porteña que contemplan la recuperación de cinco playones ferroviarios, a partir de la derogación de un puñado de normativas que facilitan la especulación inmobiliaria por sobre las superficies públicas y verdes.

Es la primera vez que decenas de entidades vecinales de todas las comunas se unen detrás de una iniciativa global: crear unas 100 hectáreas de esparcimiento cultural, artístico y de recreación en la zona más densamente poblada del país.

Una de las iniciativas plantea la derogación de la Ley N° 4477, sancionada en 2012, que preveía la urbanización de las playas ferroviarias de Caballito, Palermo y Liniers, convirtiéndolas en los barrios Nuevo Caballito, Nuevo Palermo I, Nuevo Palermo II y Nuevo Liniers. De aprobarse, se rezonificarían estos predios bajo la denominación de Urbanización Parque (UP), que estipula resguardar “la potencialidad funcional de su destino original para el mejor funcionamiento de la red ferroviaria y reutilizar las construcciones patrimoniales existentes para actividades educativas y culturales públicas”.

Otro de los proyectos propone la derogación de la Ley N° 5875, sancionada en 2017, que anularía un convenio entre el gobierno porteño y la Agencia de Administración de Bienes del Estados (AABE) a través del cual fueron cedidas a la Ciudad unas siete hectáreas de la playa de maniobras de Colegiales para su urbanización. Son nueve lotes. Cuatro ya fueron comprados por la empresa Sancor Seguros y otro por EMFISA, y los restantes fueron entregados por Macri a la Ciudad días antes de dejar el gobierno nacional.

Otra de las iniciativas propone la derogación de la Ley N° 5911, de 2017, que cedió para su urbanización los terrenos de las playas ferroviarias de Palermo Chico, Villa Urquiza y Retiro.

Los dos últimos proyectos se relacionan con las denominadas “Áreas Bajoviaductos Ferroviarios” (ver aparte). Por un lado, se busca anular el uso comercial de los espacios libres tras la elevación de las vías para sumar, en cambio, “equipamiento público comunitario y espacios verdes”. Además, prohíbe la “concesión, cesión, transferencia de dominio, tenencia precaria o permiso de uso” de estos lugares, y fija la intervención de las Juntas Comunales y entidades vecinales en la distribución de los usos comunitarios establecidos.

Artículo completo en Tiempo Argentino

Fotografía: Tiempo Argentino.