Silencio

Las calles porteñas quedan vacías al caer la noche durante el toque de queda decretado por la segunda ola de contagios.

Fotografía de El Diario AR