El gobierno avanza con la urbanización de los barrios populares

El gobierno avanza con la urbanización de los barrios populares

´

Artículo en Página 12.

La urbanización de los barrios populares dispondrá este año de 50 mil millones de pesos para financiar sus obras con el aporte extraordinario a las grandes fortunas. La cifra es el triple de lo que el programa preveía tener para el 2021.

Hasta ahora se habían comenzado trabajos en unas cien villas y asentamientos; la falta de recursos era una de las limitaciones –aunque no la única– que condicionaban el avance del programa. La disponibilidad de estos recursos tiene que ver con que un 15 por ciento del impuesto a las grandes fortunas fue destinado, por ley, al FISU (Fondo de Integración Socio Urbana), un presupuesto específico para estas obras.

Ante el agravamiento de la crisis económica por la segunda ola de covid, algunas organizaciones sociales plantean que el Estado no puede limitarse a ampliar políticas asistenciales como la Tarjeta Alimentar, sino que debe incluir cambios en el modelo económico. El impulso a los planes de vivienda es parte de la agenda demandada.

La urbanización de los barrios populares está planteada como un programa de menor tamaño que el Potenciar Trabajo, pero su importancia deriva de otros aspectos. Uno de ellos es su posibilidad cierta y probada de generar trabajo en el corto plazo y  entre los argentinos más afectados por la exclusión laboral, ya que la construcción –y en especial las obras que pueden realizarse sin grandes maquinarias– emplean mano de obra intensiva.

Otro aspecto del programa es que fue diseñado por los movimientos sociales, que pusieron una cláusula para que un 25 por ciento de los trabajos sean realizados por cooperativas o cuadrillas de la economía popular.

Artículo completo en Página 12

Fotografía: Página 12.