Villa 31: Un intento de integración disfuncional

Villa 31: Un intento de integración disfuncional

La apuesta del Gobierno de la Ciudad por la construcción de un Polo Educativo en la Villa 31 está teniendo resultados conflictivos.

La nueva sede del Ministerio de Educación de la Ciudad en la Villa 31 ha sido un foco de polémica y controversia luego de su inauguración a comienzos de este año.: Ni los vecinos del barrio ni los trabajadores del Ministerio están contentos: mientras que los primeros cuestionan la necesidad de un ministerio en un barrio sin hospital y con manzanas que no tienen agua desde julio, los otros denuncian episodios de inseguridad e irregularidades en la obra.

Hace un mes, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires oficializó la mudanza del Ministerio de Educación a la nueva sede ubicada en la Villa 31 (o Barrio Padre Mugica, como sus habitantes prefieren llamarlo). El polo educativo “María Elena Walsh” es una enorme estructura de 26 mil metros cuadrados con una fuerte una estética corporativa que alojará un total de 2200 trabajadores, centralizando, de esta manera, el personal del ministerio que se encontraba desparramado en diferentes sedes. Como parte de un proyecto de “integración social y urbana”, el gobierno porteño pidió un crédito de 51 millones de dólares al Banco Interamericano de Desarrollo – según indicaron fuentes del Ministerio – para construir una nueva sede.

Más información en Página 12.