La vida en menos de 30m2 propios

La vida en menos de 30m2 propios

Una columna de opinión del arquitecto Augusto Penedo reflexionando sobre la vivienda mínima y su accesibilidad en la Ciudad de Buenos Aires

13/06/2017

Si lo que tengo es escasez de recursos para comprar una unidad de vivienda en la ciudad, que me permita estar cerca de las mejores condiciones de vida que te ofrece la región, (esto es vivir en Buenos Aires), tengo que encontrar la manera de poder resolver el problema, no tengo ni que perder tiempo en discutir sobre la vivienda digna que no debe tener menos de 40 m2, sino que tengo que encarar una solución: cómo, con superficies mínimas y accesibles económicamente a una franja importante de la población que quiere ser urbana, puedo hacerles interesantes los proyectos. Y sobre esto mucho tenemos para decir los arquitectos.

 

Para todo esto, será necesario empezar por revisar normas que tienen que ver con la densidad, la edificabilidad y los usos; flexibilizar algunas, modificar otras, e incluso eliminar unas cuantas. Reflexionar y hacer formulaciones sobre nuevas tipologías de vivienda. Habrá que encarar los temas con criterios innovadores, desprendiéndose de prejuicios y de paradigmas hoy antiguos, y que en el caso de Buenos Aires, lo único que ha conseguido, es que una parte importante del crecimiento sea espontáneo e informal, y la mayoría de las veces indigno e injusto.

 

La solución es urbana, está en las ciudades y pasa por los edificios de vivienda multifamiliar. En eso debemos centrarnos autoridades, funcionarios, desarrolladores, los profesionales de la construcción; somos nosotros quienes debemos ir al frente.

 

Columna completa en Revista Notas.

 

 

Columna completa en la